Canciones: Win Mertens – Maximizing The Audience: la hipnosis del genio

Publicado el 16/12/2011 | por admin | Uncategorized

No ocurre con demasiada frecuencia, pero a veces sucede que uno subyuga sus gustos “modernos” al genio de algunas composiciones que nacen clásicas. Win Mertens encandiló a propios y extraños en 1985 con ese disco titulado Maximizing The Audience, que incluía el tema homónimo que es del que me gustaría dejar al menos alguna huella impresa.

No obstante esa fecha de publicación que hemos dado, la música de ese disco sonó previamente en junio de 1984 para la ambientación de la obra de teatro (vanguardista) The Power of Theatrical Madness, del también belga Jan Fabre, dramaturgo y coreógrafo. Sirva como mero apunte.

La canción sobresaliente por encima del conjunto es la esplendorosa y brillantísima “Maximizing the Audience”, en la que la combinación de piano, voz de ópera y violín se hace deliciosamente angelical, con cambios de ritmo y cadencias dignísimas. Una composición final que a mí me parece como maná llegado del cielo, una obra que solo puede ser fruto del genio, un formidable conjunto de voces y melodías sublimes que convierte a sus 11 minutos en eternos, porque ¿quién se cansa de degustar estas mieles que solo te llenan de un júbilo inusitado, de un raro gozo, de un júbilo no hollado? Un algo de paradisíaco y misterioso se respira escuchando “Maximizing the Audience”, un algo que difícilmente podremos definir sin recurrir a los oxímoros propios de la poesía mística. En otras canciones, Win Mertens nos lleva por caminos de melancólicos ensueños, y pienso en “Close Cover”, “Struggle for Pleasure” o esa “The Fosse” de este mismo disco, pero solo esta esta, al menos a mí, consigue elevarme un par de centímetros del suelo. Recordémosla y rindámonos.

Contenido perteneciente a The Best Music. Puedes seguirnos tambien en Twitter y en Facebook.

Sobre el autor

Publicidad

Una respuesta a Canciones: Win Mertens – Maximizing The Audience: la hipnosis del genio

  1. Towanda dijo:

    Es fantástica, Ángel.
    He entresacado estas letras del texto:
    “a veces sucede que uno subyuga sus gustos “modernos” al genio de algunas composiciones que nacen clásicas…” Buenísimo lo de “modernos”.

    ¡Me encanta la música y estas palabras en especial!
    Abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *