Neal Morse – Testimony 2: crítica del disco

Publicado el 17/12/2011 | por admin | Reviews

Toques Marillion, Floyd, Zep, Collins, Boston y, evidentemente, Yes, Asia o Crimson encarecen el rock progresivo de Neal Morse (el llamado cristiano), que poco tiene a estas alturas que demostrar, pero que nos ha dejado este año un discazo conceptual de larga duración (más de 100 minutos de música) que me tiene absorbido en los últimos días: absorbido, confuso y eufórico, a partes iguales. Se titula Testimony 2, en recuerdo de aquel deslumbrante Testimony de 2003, y se ha publicado en dos CDs. Una segunda parte, todo hay que decirlo, que mejora la primera: una auténtica gozada que te hace creer de nuevo en la música como un arte inagotable.

La variedad de registros es impresionante: rock progresivo, sí, pero de una ambientación jazz en ocasiones que tiende a una calculada improvisación de aires ora morunos ora psicodélicos. Secciones hard irrumpen de cuando en cuando enriqueciendo cada tema (más aún en el CD2). Una verdadera y total orquestación de sensaciones convierten este trabajo en un viaje total, un periplo por paisajes y pasajes de lo más diverso y en cuyo itinerario le asaltan a uno escenas prodigiosas, deslumbrantes, míticas. Este disco de Morse es como la vida entera de uno hecha música, con sus múltiples recovecos y meandros, con momentos de placidez y de desasosiego, momentos en que el alma descansa, junto a otros de confusión, de miedo, de agobios, de tristezas salpicadas de alguna alegría, de dolor y de una lírica, melancólica lírica, repleta de colorido y optimismo: es imposible escuchar este disco sin que le asalten a uno todo tipo de sensaciones y sentimientos; y esto siempre tiene algo de milagroso. El álbum de Neal Morse es una auténtica fiesta, algo muy parecido a una obra maestra que animo a escuchar sin excusas. Sublime sin interrupción.

Ha escrito Jim Cueva:

“El álbum nos va a contar sobre la hija de Neal Morse, Jayda, quien nació con un defecto cardíaco, dicha deficiencia requería una operación a corazón abierto, la cual era peligrosísima, Neal en llanto se pone a orar pidiéndole al ser supremo que ayude a su hija y que la salve. Su oración fue escuchada y el corazón de Jayda fue completamente curado de manera milagrosa, los médicos afirman que su corazón está completamente sano y que fue un milagro.

Luego de ello Neal Morse se convierte al cristianismo y nos dejó su obra maestra Testimony en el 2003. Con la secuela, Testimony 2, se sumerge en un territorio musical desconocido y lírico con la incorporación del legendario baterista Mike Portnoy y el brillante bajista Randy George, este álbum es un impresionante obra épica progresiva con melodías que llegan al alma.

En el segundo CD, las canciones son una epopeya de rock progresivo de 25 minutos. Además, la edición especial de Testimony 2 incluye un DVD con un documental detrás de cámaras sobre la realización del álbum. Tienen los videos, audios y todos los detalles a continuación”.

Y reveladoras son las siguientes palabras de Pablo M. Beleña, que animo a continuar leyendo, pues esto es solo un fragmento de un brillante texto:

“Es una apuesta arriesgada: decir que estamos ante el mejor disco de 2011 con lo que aún queda por conocer este año es quizás una locura. Pero lo que ha hecho Neal Morse con su segundo ‘testimonio’ es tan grande que se me acaban los elogios. Se me agotaron mientras pensaba en cómo escribir esta reseña, así que simplemente dejaré fluir todas las ideas en torno a este majestuoso álbum, increíble ejercicio musical que pocas veces veremos esta década. Y no es que crea que la música rock esté en crisis… pero es que una cosa es firmar grandes discos, canciones emocionantes y baladas estelares, y otra es lo que ha hecho Morse ahora.”

Evidentemente, ya no cambiaré mi lista de lo mejor del año porque conviene no andarse con retoques y asumir las culpas que a uno le convienen, pero este disco de Neal Morse merece estar con honores en el top-ten de 2011 de cualquier listado que se precie. Un disco, cristiano o no, de los que hacen época, autosuficiente, en el que su autor ha echado el resto. ¿Alguien da más?

Tracklist:

Neal Morse – Testimony 2 (CD1)
Parte 6: 22:50 minutos
01. Mercy Street
02. Overture No. 4
03. Time Changer (with Spock’s Beard)
04. Jayda
Parte 7: 22:54 minutos
05. Nighttime Collectors
06. Time has come Today
07. Jesus’ Blood
08. The Truth Will Set You Free
Parte 8: 32:36 minutos
09. Chance of a Lifetime
10. Jesus Bring Me Home
11. Road Dog Blues
12. It’s For You
13. Crossing Over
14. Mercy Street Revisited

Neal Morse – Testimony 2 (CD2)

01. Absolute Beginner (4:39)
02. Supernatural (6:11)
03. Seeds of Gold (25:59)

Componen la banda (¡uf!):

Neal Morse – Voz, teclados, guitarras
Mike Portnoy – Batería, voces
Randy George – Bajo
Matthew Ward – Voces
Paul Bielatowicz – Guitarra
Steve Morse – Guitarra
Nick D’Virgilio, Alan Morse y Dave Meros – Voces de Spock’s Beard
Eric Brenton – Violín
Mark Leniger Saxofón

Contenido perteneciente a The Best Music. Puedes seguirnos tambien en Twitter y en Facebook.

Sobre el autor

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *