Juan Carlos Fresnadillo – Intacto (2001)

Publicado el 30/10/2011 | por admin | Cine

Ya la había visto, pero para escribir unas líneas he preferido repasarla. Con esta película Juan Carlos Fresnadillo se estrena como director de largos con una ópera prima prometedora. Atrás quedaba Esposados, ese reconocido (justamente) corto que le llevó a la nominación de Oscar en su categoría y del cual ya dijimos algo por aquí. Intacto es una película que ha recibido críticas de todo tipo, desde aquellas que la alaban por arriesgada, por entretenida o por contener momentos realmente brillantes y las que la someten a un examen riguroso en exceso que soslaya sus evidentes virtudes.

En primer lugar, hay que decir que observamos a un director crecido, bastante desenvuelto, con dotes de originalidad, que busca frescura en el argumento, algo “americanizado” podríamos decir, resultón, como es gran parte del cine que yo admiro, pero que en este caso deja algo que desear en distintas facetas, y precisamente la caracterización de los personajes carentes en ocasiones de esa fuerza, de ese brío que en mi opinión la trama exige, es una de las tachas o máculas que he podido percibir. Sí, creo que no se trata de una peli redonda aunque la considero notable y muy recomendable.

Poncela está bien, pero su personaje, del que desconocemos casi todo, se me hace un poco plano y parece trazado con ceras de punta gorda. E igualmente Sbaraglia se nos presenta en demasiadas ocasiones sobreactuado (de la policía, Mónica López, prefiero no hablar, pero me recuerda por momentos a la Jodie Foster de El silencio de los corderos, a la que parece imitar). Max Von Sydow, que algunos han estimado prescindible, lo veo corrrecto en su papel.

La película nos deja escenas inolvidables, como esa carrera a ciegas por el bosque o ese insecto posándose en la cabeza enmelazada de Tomás, pero en general da la sensación de construcción algo impostada, como un collage de escenas resultonas, con juegos “infantiles”, artificiales e innecesarios que son esas apuestas que parecen fraguadas en tontilandia, pero que hay que admitir si entramos en el juego escénico que nos propone el director.

En definitiva, un trabajo atractivo que confirmó a Fresnadillo como un director prometedor e inquieto (como el Amenábar joven, como el Medem joven), con una historia interesante que a pocos dejará indiferentes, con un manejo de la cámara, como ya demostrara en Esposados, impecable. Véanla, por favor.

Contenido perteneciente a The Best Music. Puedes seguirnos tambien en Twitter y en Facebook.

Sobre el autor

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *