Rata Blanca – Rata Blanca (1988)

Publicado el 11/04/2011 | por admin | Reviews
by ÁNGEL

Me dije que algún día dedicaría un post a mis adorados Rata Blanca y creo que ya ha llegado el momento de hacerlo. Pero, claro, una entrada que recorriera su discografía, ya extensa, me parecía un despropósito que haría huir a cualquiera; ¿no está ya para eso la Wiki o la página oficial del grupo (a las que remito gustoso)? Se me pasó por la cabeza que podía centrarme en ese segundo álbum, Magos, espadas y rosas (1990), que los terminó consolidando dentro del panorama internacional. O, quizá, dedicársela a esa formidable y gloriosa trilogía que forman sus últimos discos: El camino del fuego (2002), La llave de la puerta secreta (2005) y El reino olvidado (2008), que son quizá los que más me transportan (sí, creo que esa es la palabra).

Pero, al final, me decidí por centrarme en el primer trabajo, irme a los orígenes, a ese álbum del ya lejano 1988 (titulado homónimamente Rata Blanca), grabado en Buenos Aires Récords. Conocida es la anécdota: Polygram les exigía una venta mínima de 4.000 copias en medio año para asegurarse la grabación de un segundo disco con esa misma compañía. 17.000 vendieron prácticamente en esos meses. El tema titulado “El Sueño Se La Gitana” sobrepasó incluso el terreno más puramente heavy y se escuchó en otros ambientes más relajados. Ese aire Medina Azahara (grupo que influiría decisivamente en  grabaciones posteriores) encandiló a los ches rioplatenses.

A mí es un disco que me encanta por sus cuatro costados porque detrás de él no solo existen influencias de grandes clásicos fundadores de hard de todos los tiempos, como son los Purple o Rainbow, sino bases rítmicas de Accept y guitarras reconociblemente Judas (“Chico Callejero”, posterior himno de la banda, o “Rompe El Hechizo” (muy Maiden también), son clara muestra de lo que digo, por no hablar de “El Último Ataque”). Hay quien asegura que tras las iniciales de Rata Blanca no esconde un velado homenaje al venerado Ritchie Blackmore, principal inspirador del trabajo del guitarrista bonaerense Héctor Walter Giardino, que es quien soporta el peso de la banda argentina, un verdadero monstruo de las seis cuerdas. Percibo también ecos de Whitesnake, pero son pasajes aislados. Lo que es indiscutible es que, cuando a Giardino lo dejan solo, sus referentes absolutos son Blackmore y el Yngwie Malmsteen de las grandes composiciones (el homenaje se termina de rematar en “Preludio Obsesivo”; no os perdáis ese solo, por Dios). La guitarra, por otro lado, es la que lleva las riendas a lo largo y ancho de todo el disco.

Disco completísimo; y muy bueno, diría yo. Un disco que, de haber sido realizado por un grupo español, hoy en día quizá ya estaría mitificado dentro de nuestras fronteras. Toca muchas teclas, como es común en otros discos del grupo, y hasta se atreve en ese instrumental “Otoño Medieval” con el recurso a las atmósferas lírico-medievalizantes que luego tanto pegarán en algunos grupos, incluidas esas “Blackmore’s Night” curiosamente. Como digo, muy completo y dignísimo, tanto que me ha costado hacer selección de los temas que abajo os pongo. Os animo a que os sirváis de su completa escucha, para que esta os encamine a buscar los discos que vinieron después.

Contenido perteneciente a The Best Music. Puedes seguirnos tambien en Twitter y en Facebook.

Sobre el autor

Publicidad

7 Respuestas a Rata Blanca – Rata Blanca (1988)

  1. Nortwinds dijo:

    pues si, grandisima banda que tuve la suerte de ver en directo en la presentacion del disco El camino del fuego, grandisimo album por cierto. Estoy totalmente como describes su primer disco que es una conjunto de todas las influencias de la banda -y de las mias- pero sin caer en el sonido de recuerdo facil

    saludos

  2. Evánder dijo:

    Nunca los he escuchado, pero me acabo de animar a hacerlo gracias a tus palabras:

    Ya te contaré.
    Un abrazo!

  3. Perem dijo:

    Pocas cosas tengo tan claras en la vida como que el amigo Giardino es el mejor alumno de Blackmore que he visto.

    Como se notan las influencias de Purple y Rainbow en RB.

    Un saludo.

  4. pedro12 dijo:

    Yo siempre les he tenido mucho cariño a Rata Blanca. Y como no muy buen homenaje que les has dado jejeje. Hace muchos años también llegue a oír que el nombre de Rata Blanca podía ser de Rainbow…

    Un saludo!!

  5. luther blues dijo:

    Se me ha piantado un lagrimon como dice el tango al escuchar esta gloriosa banda nacional y recordar que larga teniamos la melena jejeje
    Sin lugar a dudas ese primer disco de Rata es inolvidable porque los track se convirtieron en himnos enseguida con la voz de Saul Blanch al palo despues llego Barilari e imprimio su sello y Walter como lider insuperable .Un parrafo aparte para Gustavo Rowek en bateria ,figura trascedental del heavy nacional .
    Un abrazo desde Bs As de los ches rioplatenses

  6. Maribel dijo:

    Muy buen post Ángel. Sudamérica siempre dio grandes bandas de metal.

    Un abrazo

  7. ÁNGEL dijo:

    Bueno, por fin puedo incorporarme de nuevo. Unos días de “relax” y otra vez con la Harley bajo el culo.

    Nortwinds: Totalmente de acuerdo contigo. Ese disco que mencionas me parece un trabajo enorme.

    Evánder: Pues espero que los disfrutes (no me gusta que nadie pierda el tiempo con mis gustos). Ya me cuentas.

    Perem: Salvaje, ¿eh? Y un poco cabroncete, según he sabido y me comentó Mr. Luther vía mail. Pero esa es otra historia.

    Pedro12: ¿De Rainbow? I don’t know, my friend. Pero las influencias de este grupo se aprecian en pasajes de sus discos…

    Mr. Luther: Imagino que serán una especie de barones argentinos. Tú los has vivido más de cerca… y me gustan estas impresiones como de primera mano. Siento el lagrimón, hermano.

    Maribel: Y grandes fotógrafas, no lo olvides, querida.

    Saludos y abrazos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *