Black Sabbath. Paranoid.

Publicado el 15/09/2007 | por Perem | Grupos

De: fuente

Segundo disco de los que se dice creadores del doom metal, publicado en 1971 y producido por Rodger Bain. Llegó al número uno en las listas inglesas y al 12 en las norteamericanas. Con la noticia fresca de que tocarán en Dinamarca, en el Roskilde (del 30 de junio al 3 de julio).

Tony Iommy (guitarra), John Ozzy Osbourne, Geezer Butler (bajo) y Bill Ward (batería) eran cuatro chicos a los que les gustaba el jazz y el blues. De Birmingham, una ciudad industrial venida a menos que puede llegar a ser deprimente por su estado de abandono, estos cuatro amigos consiguieron hacer llegar a la gente sus gustos por lo esotérico, leyendas y maldiciones, allá por el año 1969.

Después de sacar su primer disco, homónimo, Black Sabbath y su compañía de discos se sintieron satisfechos por la acogida del público, aunque no tanto de las críticas, que los machacaron sin piedad. Tan sólo decir que las radios rehusaban poner la música del grupo.

Sin embargo, Black Sabbath se mete en los estudios para grabar su nuevo disco, que se llamaría Paranoid y que se consagrará como uno de los grandes clásicos del rock. Un disco que aunque sólo fue grabado en una tarde, con un 18 pistas y cien libras en los bolsillos, llegó al número uno de las listas británicas, un hecho que les abrió la puerta de Estados Unidos para iniciar una larga gira por ese país.

En realidad, Black Sabbath tocan un blues simplificado en sus estructuras, con una gran distorsión de sus guitarras y un ritmo mucho más lento, algo que nos recuerda, aunque con diferentes toques, a lo que habían hecho Led Zeppelin. Así que estamos ante unos grandes innovadores del rock, llegando a extremos en los que la oscuridad les obsesiona sobremanera.

Pero algo que realmente caracteriza a Black Sabbath es su infuencia satánica. Sin embargo, en sus primeros momentos llegaron a rechazar una actuación en una concentración de estos satánicos y adoradores de la magia negra, aunque por miedo a sufrir alguna maldición, se hicieron con unas cruces celtas, que aún conservan los miembros de la banda, para llevarlas en el cuello y así no dejar que los embrujasen.

¿Cosas de meigas? No se sabe. De todas formas, Ozzy siempre ha dicho que no es satánico, aunque juega con ello, haciendo ver en el reality de la MTV The Osbournes contradicciones sobre el tema. Pero veamos cómo es Paranoid canción por canción:

War Pigs tiene un comienzo caracterizado por una similitud más que palpable con el principio Dazed And Confused de Led Zeppelin. Además los acordes rítmicos y cortes recuerdan a otro tema de Led Zeppelin: What Is And What Should Never Be (del Led Zeppelin II). Aunque es un tema compuesto en cinco minutos, por lo que tengo entendido, hay varios cambios dentro del tema: se pasa desde el folk hacia los riffs repetitivos, dejando ver a veces en algunos claros los solos de guitarra de Iommi. Es uno de los temas antibelicistas más famosos del rock.

Paranoid es el tema quizás más conocido por el público en general, el single que da título al disco, y que comienza con un riff de sobra conocido. La voz de Ozzy parece que sale de ultratumba, acompañada siempre por los acordes de guitarra distorsionados. Los casi tres minutos de música se nos hacen muy cortos para un tema que podría seguir durante otros tantos.

Sin embargo, después del comienzo tan “animado”, nos encontramos con Planet Caravan, un tema que fue versioneado por Pantera, que parece que a veces tira por el folk, aunque con ese sonido extraño, como venido de lejos, que hace suponer que el mismo demonio nos está hablando e intentando llevarnos a su lado.

Iron Man comienza con el sonido de una batería, un riff decadente y una voz distorsionada, para llegar luego a que encaje. El sonido de la guitarra acompaña prácticamente al unísono a Ozzy. Macabra pero deliciosa, contiene uno de los riffs clásicos del rock, para no perdérsela. Un gran single, y una de mis canciones preferidas de Black Sabbath.

Electric Funeral es una de esas canciones de Black Sabbath pesadas y oscuras, con varios cambios de ritmo muy interesantes, al igual que los cambios de registros de voz de Ozzy, para llegar más tarde otra vez al mismo sitio. La batería impresionante, aunque podemos tomarla como una canción que contiene todos los elementos característicos que Black Sabbath desarrollará posteriormente.

Hand Of Doom comienza tranquilamente, como un blues, pero se va convirtiendo en un blues heavy, con la voz de Ozzy que toma presencia. Con un tema que supera los siete minutos como podréis imaginar da tiempo para casi todo en una canción: y otros cambios de ritmo y más blues y más rock…

Y llegamos a Rat Salad, el tema instrumental, con una gran presencia de la batería (dejando al bajo muy de lado) y con el protagonismo total de la guitarra. Sin embargo, se nota que en en principio de la carrera de Black Sabbath los miembros tenían bastantes limitaciones técnicas.

Por último, Fairies Wear Boots, un tema basado en hechos reales: unos skinheads atacaron a Iommi a la salida de un concierto. A ellos va dedicado el tema. Un tema que parece sacado de otra parte de la mente que los siete temas anteriores: un comienzo muy instrumental, con varios cambios de ritmo, y Ozzy cantando como en una canción bluesera, y burlándose de los skinheads.

Temas recurrentes: la oscuridad y lo sobrenatural, los horrores cotidianos, la vida real, el miedo a la muerte, la guerra, la aniquilación nuclear, las enfermedades mentales, las alucinaciones provocadas por las drogas, el abuso de narcóticos… todo para llevarnos a un viaje por la depresión que evoca la música de todo el disco, unos cantos fúnebres basados en el heavy blues.

Por último decir que a Black Sabbath se les ha considerado los creadores del doom, stoner, trash metal, death metal, slowcore, post-punk y noise rock por citar algunos ejemplos. Así que si a alguien le quedaba alguna duda sobre si escuchar o no el disco por ser demasiado barrullero, que se quite los prejuicios de encima y que lo ponga. Lo va a disfrutar.

Contenido perteneciente a The Best Music. Puedes seguirnos tambien en Twitter y en Facebook.

Sobre el autor

Titulado en leyes, amante del apasionante mundo de las estadísticas y desde 2007 en la Red con este artefacto llamado RockTheBestMusic. Y sí, Led Zeppelin es el mejor grupo que ha transitado por el Planeta TIierra.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *